Traducción precaria en el Juego del Calamar

¿Qué es la posedición?

En las últimas semana hemos conocido una polémica a través de los medios de comunicación, que afecta al gremio de traductores de España y apunta a unas prácticas algo irregulares por parte de Netflix.

Parece ser que los subtítulos en castellano que acompañan a El juego del calamar han sido fruto de la traducción poseditada: un modelo que afecta a varias producciones extranjeras y que suele derivar en unas tarifas mucho menores para los susodichos traductores mientras la compañía distribuidora y sus intermediarios conservan las ganancias.

Pero, ¿qué es exactamente la traducción poseditada? El mecanismo no tiene mucho misterio: se reduce a, una vez en posesión del guion en inglés, pasar sus frases por alguna herramienta de traducción automática estilo Google Translate, y posteriormente enviar el resultado a otra persona que haga los ajustes necesarios y que tenga sentido. El traductor humano, entonces, se convierte en corrector y ve disminuido su caudal de trabajo acompañado de una remuneración ridícula, afrontando además que algunas agencias de subtitulación instan a tocar “lo menos posible el texto”. La calidad de los subtítulos, evidentemente, se ve afectada, y el texto publicado tiende a ser pobre y ortopédico.

El juego del calamar llegó a Netflix en Septiembre 2021, de forma que ha tardado cerca de un mes en saltar esta práctica a la luz, denunciada entre otros organismos por ATRAE (Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual en España). “Exijamos traducciones HUMANAS de calidad”, ha publicado en Twitter, paralelamente a un extenso comunicado donde critica con dureza a Netflix por contribuir a precarizar de este modo la traducción, y lo contrapone con el reciente anuncio de que a partir de ahora las tarifas estándar y premium van a ser más caras, poniendo en duda que esto obedezca a una mejora del servicio para los usuarios.

————–

Enlace de Fuente:  20 Minutos.

 

Leave a Reply